La oferta y la demanda

No paramos de escuchar que los mercados se mueven por oferta y demanda, y que tenemos que basar nuestra operativa dependiendo del estado de la oferta y la demanda… ¿pero qué es esto realmente? Intentaremos explicarlo de la manera más simple, que es la manera que nosotros la entendemos, y nos aprovechamos de ella para la lectura de los mercados donde operamos. 

Para hablar de la oferta y la demanda, tenemos que hablar del concepto del volumen, para comenzar. Algunos estaréis familiarizados, y otros en cambio no lo utilizáis. El volumen no es más que un indicador a tiempo real de la cantidad de activos intercambiados en un determinado tiempo (en el time frame o temporalidad que elijas en el gráfico). 

Tenemos a continuación el ejemplo del futuro MINI del Nasdaq 100, en una temporalidad de 5 minutos, donde vemos debajo representado el volumen en azul, siendo la cantidad de contratos intercambiados en cada una de las velas de 5 minutos.

Por tanto, el volumen nos dirá, en qué vela o movimiento del gráfico se produce la mayor cantidad de intercambio de activos. Entraremos más en detalle en otro post de volumen…pero por ahora, nos quedamos con esta idea.

Un concepto que no debemos olvidar nunca, es que, cuando hay un gran volumen respecto al volumen que tiene a su alrededor, es que el dinero profesional está activo: nadie tiene la capacidad de comprar o vender en tanta magnitud. 

Si el dinero profesional está activo, es que se está gestando algún movimiento importante, por lo que debemos analizar, si este volumen es de OFERTA o es de DEMANDA. Ojo, siempre hay el mismo número de compras y ventas, ya sabemos que siempre se intercambian activos, pero dependiendo de la zona del gráfico, estas compra/ventas aumentarán su presión. Para entender esto, explicamos lo que es el libro de órdenes: 

Se ve en la imagen, el libro de órdenes en un momento, del Futuro del DAX. En la parte izquierda tenemos órdenes limitadas de compra (Buy Limit) y a la izquierda órdenes de venta límites (Sell Limit). 

Estas órdenes, son las órdenes a precios establecidos, y el precio se encuentra actualmente en 8378,5. Tenemos niveles de venta por encima del precio, y niveles de compra por debajo del precio. 

Ahora, imaginamos, que llega un operador, y lanza al mercado (no es un buy/sell limit, entra directamente al mercado) una orden de compra de 8 contratos. El precio, pasaría de 8378,5 a 8379,0, ya que en este precio, solamente existen 4 contratos en venta, y la orden es de 8 contratos. 

Ahora imaginamos que viene, en cambio, un operador que ejecuta 100 contratos en compra al mercado. Pues el precio escala posiciones, hasta absorber todas esas ventas que satisfagan la compra de estos 100 contratos lanzados al mercado, hasta 8382. Así es como se mueve el mercado de un precio a otro. 

Por tanto, si se lanzan muchos contratos en compra al mercado en una determinada zona del gráfico, diremos que existe DEMANDA. En cambio, al contrario, diremos que existe OFERTA. 

La intención del dinero profesional, es, si por ejemplo, tienen un sesgo alcista, y cree que el mercado está en un punto donde a partir de ahí, pueda empezar un movimiento alcista, empezará a comprar, es decir, lanzando órdenes de compra al mercado. Pero, si hay muchas órdenes límites de venta por encima, el precio nunca avanzará libremente. Por tanto, mantienen el precio en un rango determinado, hasta que, en el libro de órdenes, apenas haya órdenes límite de venta que entorpezcan el avance del precio. 

Una vez consiguen esto, lanzan al mercado muchísimos contratos en compra en un determinado momento, ¿y qué pasa? Que, después de este periodo de acumulación, ya no hay nadie por encima, en el libro de órdenes, que esté vendiendo (las acumulaciones y distribuciones son tema para otro post…). Por tanto, el precio, escalará de manera rápida y vertical, hasta encontrar otra zona donde sí haya órdenes límite de venta, y el precio se pare en esta zona de nuevo. 

Esto es OFERTA y DEMANDA, y detectar el desequilibrio entre las mismas es clave, para entender a dónde y cómo se dirige el precio, siendo el volumen una herramienta importante para ver la intención del dinero profesional en determinadas zonas del gráfico.