La «Libertad Financiera»

Este post será algo diferente: un post que tiene mucho que ver con el Trading, pero que va más allá. Queremos que estos minutos de lectura te sirvan para reflexionar sobre el tópico de la libertad financiera, que te liberes de la misma, haciéndote preguntas a ti mismo, y que tengas un enfoque mucho más claro y real. Hablaremos de qué es, cómo se ha manipulado esta idea, cómo conseguirla y mucho más.

Lo primero, es tener claro qué es la libertad financiera: no tener que trabajar para pagar tus gastos. Conseguir vivir de tus ingresos pasivos, que serán siempre más altos que tus gastos, y así, no tener que invertir tu tiempo en un trabajo.

Estos últimos años, la libertad financiera ha sido un tópico del que se ha hablado muchísimo, y además, objeto de millones de vídeos en las redes sociales. Si todavía no lo sabías, la mayoría de estos vídeos son para impactar, crear una emoción y necesidad en las personas, y así, vender un producto, con el cual te dice que obtendrás esa libertad financiera. 

Ojo, no decimos que esto no sea lícito, es más, si el producto es bueno, aporta valor y realmente tiene el objetivo de ayudar a la gente, es totalmente positivo (de echo, es así como funcionan los negocios. Se vende “algo”, que aporta valor, y se monetiza de esta manera).

El asunto es el siguiente: esta idea de libertad financiera se ha convertido en tóxica, debido a que muchas personas lo emplean en la gran mayoría con los siguiente términos:

  • Si no eres libre financieramente eres un esclavo
  • Si no consigues la libertad financiera a los 30-40 eres un fracasado
  • Te ofrezco las vías más rápidas para conseguir la libertad financiera lo antes posible
  • Te vas a jubilar y te habrás dado cuenta de que has trabajado toda tu vida y ya no te queda nada por vivir

Por supuesto, si uno tiene un poco de criterio para pensar, enseguida se dará cuenta de que esto, es una exageración para, lo dicho, crear ese ansia y necesidad en la gente. Para hacer ver, que una vez que consigan la libertad financiera, ya pueden empezar a vivir, viajar… haciendo ver que esto es lo que dará la felicidad y plenitud a sus vidas. Y esto, amigos, es lo más falso que puede existir. 

La felicidad NUNCA vendrá de algo externo, NUNCA. Por tanto, si estás esperando a ser libre financieramente para vivir en tu plenitud, déjame decirte que esto que buscas, no te lo dará la libertad financiera.

Dicho esto, cada cual tiene que reflexionar qué es libertad para él, qué es ser libre para él. Y a partir de ahí, poder trabajar para trascender y ser mejor en las diferentes áreas que te gustan, pero partiendo desde una base reflexionada, dando pasos día a día que te acerquen a diferentes objetivos que te has propuesto, haciendo las cosas a tu manera, y alejándote de todo aquel que te diga que lo que haces no funciona, que su método es mejor, que su manera de ganar dinero es la buena, etc.

Muchas veces se escucha que hay que alejarse de la gente que tenga pensamientos tóxicos de estar todo el día de fiesta, y hacer el vago. Pero muchas veces, también es igual de tóxico vivir en un ambiente donde únicamente se en ganar dinero y tener. Porque la vida no se trata de hacer viajes, de ganar mucho dinero, de tener posesiones. Esto nunca te dará lo que buscas. Este no es el juego de la vida.

Una vez expuesto esto, y teniéndolo muy claro, vayamos a hablar de cómo llegar a la libertad financiera: hay diferentes maneras de conseguir ser libre financieramente. Imaginemos la situación de la típica persona que tiene un trabajo, con un sueldo digno. Y se propone, a partir de este punto, ser libre financieramente en X periodo de tiempo. ¿Cuáles son las posibilidades que tiene?

  • Crear un servicio

Se basa en, algún conocimiento que tienes, y emplear este conocimiento para ayudar al resto de personas que estén interesados en ello. Psicología, fisioterapia, mentorías… etc. 

  • Crear un producto

Creas un producto, una marca de ropa, un libro, una silla, una televisión, un teléfono, un software, cursos… cualquier cosa, sea física o no, y monetizas mediante la venta de este producto. 

  • Vender un producto

Es ligeramente diferente al previo, puesto que tu no eres el que creas este producto. Simplemente lo vendes, a través de diferentes plataformas. Esto sería el típico modelo de negocio de Dropshipping. 

  • Inversiones

No tienes que vender nada a nadie, simplemente eres autosuficiente con las inversiones que realizas, en diferentes tipos de activos (inmobiliarias, bolsa, bonos…) y monetizas de esta manera para que puedas vivir de ello. Aquí, obviamente, entraría el Trading.

Tienes que decidir cuál es la vía que realmente te apasiona. Puede encantarte, por ejemplo, el Trading, y querer vivir de ello. Puede gustarte vender, ser un comercial y trabajar en las ventas. Puedes generar servicios, escalar tu negocio de esta manera y ser conseguir monetizar y ser libre financieramente de esta manera.

Sea lo que sea, la clave está en que sea algo que sea sostenible a medio/largo plazo. No porque te haga “rico” en dos días lo elijas. No debe ser así (aunque la mayoría de veces lo sea, y de aquí vienen las frustraciones). Además, no existe prácticamente posibilidades de que esto suceda, sin que sea una estafa. Si te venden esta opción…algo raro hay casi seguro. Por tanto, decide con criterio, investiga, pregunta, ve vídeos, y tómate tu tiempo, sin prisa (pero sin pausa), para decidir a dónde quieres dirigir tu vida.

¡OJO! ¿Esto quiere decir que un trabajo “de toda la vida” no esté bien? CLARO QUE NO. Muchísima gente que no emprende es y será probablemente más feliz que cualquier persona que emprenda sin tener claro lo que hace. Porque, repito, la clave está en realizar algo que te gusta, que te apasiona, que sea tu propósito, y que en ningún caso tu objetivo sea la libertad financiera per sé, si no que realmente quieras aportar, ser útil, mejorar como persona día a día. Esto, es lo que realmente te dará esa dicha, esa felicidad que buscas.

Tienes nuestro ejemplo claro: Aquí, en DLM, tras años y años en el mundo del Trading, ofrecemos un producto (cursos) y un servicio que está creado desde el corazón, y que realmente quiere aportar, para que la otra persona consiga entender el mercado y poder, si estudia todos los conocimientos y los aplica día a día, vivir del Trading. Además de monetizar nuestro propio Trading día a día, también monetizamos estos cursos, porque nos apasiona poder “invertir” nuestro tiempo en enseñar a los demás. Y es de esta manera como enfocamos la libertad financiera. Y no nos da miedo vender nuestro producto, porque sabemos que es bueno, que está hecho desde lo genuino y con la intención real de aportar. Y esta es la vía, en la cuál no solo monetizas, si no vives en paz y armonía contigo mismo.

Muchos de vosotros estaréis aquí por el Trading: si realmente es tu propósito, y quieres ser Day Trader, decirte que nadie te diga lo contrario, PUEDES SERLO. Pero no tiene ninguna magia, como cualquier otro negocio, no vas a conseguir ser millonario en dos días, ni conseguir la libertad financiera con extrema rapidez (al menos no es lo normal). Pero si eres constante, aprendes de alguien que sabe, y sigues y lo persigues… no hay otra que la meta de ser Trader. Pregúntate…¿si hay otros que lo hacen, por qué tú no?

Está claro por tanto que no se debe esperar la libertad financiera para empezar a vivir. No perseguir esa libertad para que te de la felicidad. En cambio, pregúntate, con criterio, qué es para ti ser libre, busca algo que te apasione, empieza desde ahí. Olvídate de ansiedades, de querer ganar dinero. Sé mejor día a día, paso a paso. Ten un objetivo, ve a por él, pero no tengas prisa de conseguirlo. Razona, sal de las cuatro paredes en las que te ha metido la propia sociedad, empieza a vivir tu vida, ten tu propio criterio, y poco a poco, serás ese ser pleno que estás buscando ser, de manera equívoca, queriendo a toda costa la libertad financiera de manera rápida.

Aprovechamos para dejar a continuación todo lo que hemos creado nosotros. Échale un vistazo a NUESTRAS FORMACIONES, y puedes seleccionar la que más se ajuste a ti y a tu nivel de Trading. Gracias por leernos, esperemos haber podido aportar valor con este artículo.