El camino del Trader

Este artículo, probablemente uno de los más especiales y con los que más nos hemos identificado escribiéndolo, es un artículo que refleja la realidad de la mayoría de las personas que transitan este camino llamado Trading. No estamos hablando de aquellas personas que empiezan y en 1 mes ya empiezan a ganar miles y miles de euros (probablemente no existen…pero vamos a dejarles el beneficio de la duda a los que lo afirman conseguir…). Estamos hablando del 99,9% de las personas que se inician en este camino del Trading, entre las cuales tú te encuentras con gran probabilidad, por lo que te vas a sentir identificado con muchas de las afirmaciones realizadas en este artículo.   

Un artículo, en el que, los que aún estéis en el camino a conseguir esa ansiada rentabilidad para poder vivir del Trading, podáis encontrar algunas pautas importantes que podáis aplicar o personalizar. Comenzamos:

Normalmente, comenzamos en el Trading, bien porque lo hemos visto en las redes, porque en las noticias se empieza a hablar de algún activo que ha subido mucho de valor, porque algún amigo está en el mundillo…en definitiva, con la idea de ganar dinero de una manera sencilla, convertirnos en millonarios, o porque vemos un lugar donde conseguir libertad financiera.

Empezamos a ver vídeos, donde la gente gana mucho dinero, y pensamos que esto es sencillo, que nosotros, con adquirir algunos conocimientos en Youtube y leer un par de libros, ya podremos vivir de esto en una playa paradisiaca mientras tomamos una piña colada, haciendo millones con los ojos cerrados. Y nada más lejos de la realidad. Enseguida, viene el inevitable tortazo.

Bien, una vez que entramos en el mundillo, vemos que con poco capital ya somos capaces de operar. Nos damos cuenta, de que, si queremos ganar dinero sustancial, no es posible invertir en una empresa como Google, ya que su cotización es muy alta, y aunque probablemente siga subiendo, el porcentaje de ganancias que podemos realizar, por mucho que sea el 100% (es un número y una empresa ejemplo), si tenemos 1000€ incluso 10000€, no nos va a dar la libertad financiera que queremos. Por tanto, aquí, es cuando se separan los caminos un poco: algunos, van a comprar “posibles pelotazos”, es decir, comprar un activo (acción, cripto…) que tenga un potencial alcista de 100x o 1000x, y que con 1.000€ podamos hacer 1.000.000€ (esta opción, es muy típica, y es muy típico también perderlo todo), y otros, tiran por el camino del Trading intradía, ya que con poquito capital, las potenciales ganancias son muy altas (y esto tiene su parte de verdad, pero vamos poco a poco).

Por tanto, y centrándonos en esta segunda opción (muchas veces de la primera opción se salta a la segunda al perder un capital importante), estamos en el siguiente punto: tenemos poco capital (entre 100€ y 10.000€), y vemos en el Trading intradía una opción “sencilla” de multiplicar este dinero. Y empezamos a estudiar, a seguir cuentas en Instagram y hacer cursos gratis, y muchos, antes de tiempo, ya empiezan a operar, con algo de conocimiento que tienen. Lo normal es meter parte de ese capital del que dispones. Su destino, perderlo todo.

Una vez en este punto, y tras haber perdido cierto capital, empezamos a buscar un curso, pero “todos son caros”. No me quiero gastar 500€, 1.000€, o 2.000€ en formación, libros, y mentorías, pero quiero ganar 1 millón de euros con el capital que tengo (y nuestra mente así nos lo dice y nos lo creemos). ¿Vemos la incoherencia no? Si queremos ganar esta cantidad de dinero, debemos empezar a cambiar la relación con el dinero, invertir en nosotros mismos, y saber que es un ciclo, que todo lo que invirtamos en nosotros, volverá multiplicado de nuevo… (Como todo en la vida, todo es un ciclo…).

Bien, por tanto, cogemos un curso (probablemente con un coste muy pequeño), y ya pensamos que esta vez sí, tenemos la estrategia y tenemos lo necesario para operar. Metemos más dinero, y lo volvemos a perder.

Frustrados, y muchos ya sin capital, se rinden. Critican el curso comprado, y además dicen que esto del Trading no funciona. Que solo ganan los que tienen dinero y que es un casino. Pero hay otros que siguen, que creen que necesitan otro curso, otra formación, ya un poco más seria, de alguien que piensa como ellos, que les gusta su manera de hacer Trading, donde el curso es un poco más caro, que la mentoría es algo más cara (y que es probable al ser más caro, aporte más valor, y probablemente te involucres más con él, poniéndole todas tus ganas…pero bueno, ya nos iremos dando cuenta de cómo funciona esto del internet…como en la vida, lo muy barato al final, sale caro). Estas personas, poco a poco se van acercando a la realidad del Trading.

Bien, una vez realizan este curso, empiezan a ver el mercado de otra manera. Entienden los movimientos, se dan cuenta de que antes de meter más dinero necesitan ser rentables durante un tiempo en simulado, y empiezan a ver la luz. Empiezan a estar más cerca del “sueño”. El curso está muy bien, el mentor que hemos escogido nos ayuda, y somos rentables en simulado. Ahora sí, estamos dispuestos a invertir capital y empezar en real.

En este punto, tenemos mucha motivación. Pero empezamos a operar, y no nos sale nada igual que en simulado. Aquí nos podemos extender muchísimo, pero, simplemente, leemos bien el mercado, todo igual que en simulado, pero las operaciones no salen, sobreoperamos, rompemos todas las reglas del trading, y perdemos capital. En este punto, tenemos los siguientes dos grupos:

  • Los que se retiran: critican al curso, dicen que esto del Trading no sirve, en definitiva, se unen al grupo que se había retirado previamente.
  • El 5% restante, que se da cuenta, de que tiene todas las bases técnicas adquiridas del curso o formaciones que ha realizado, y se da cuenta de que el problema no es esto, si no que el problema es ÉL mismo: su mente, cerebro, emociones, miedos internos.

Nos centramos en este segundo grupo (que por cierto, son los que se van acercando de manera muy seria al objetivo inicial): se desarrollan personalmente, introducen unos hábitos diarios, se conocen internamente, buscan por qué actúan como actúan en la vida (y concretamente delante de las pantallas), y empiezan a indagar en esta vía. Y no es una vía fácil, por eso el Trading no es fácil, pero es la única vía (que al menos nosotros conocemos) que te llevará a que el Trading sea lo que desde el principio querías, tu profesión.

Entramos en el Trading y en el mundo de la bolsa, buscando el dinero, buscando convertirnos ricos, o buscando la “libertad financiera”. Y terminamos (el %5 que perdura en esto) con el regalo de conocernos a nosotros mismos, nuestras emociones y miedos, dando esto pie a que seamos rentables en el Trading, pero también, nos abrirá puertas en la vida, que ni pensábamos que existían.

Terminamos con la siguiente frase: EL TRADING no es lo que tú pensabas. Te encontrarás con tu peor versión, y solamente los que tengan la valentía de enfrentarse a él, conseguirán, no solo el primer objetivo que venían buscando (ser Traders), si no que algo mucho mejor, conocerte internamente, y tener una vida mucho más feliz y mucho más plena.

TIP: encontrar una persona o entidad que te guíe desde el principio, te puede ahorrar muchos dolores de cabeza, o muchos momentos oscuros donde, en vez de estar solos, podáis estar acompañados, y verlo desde este punto de vista os pueda ayudar a no solo acelerar el proceso, si no hacerlo mucho más llevadero.