Dinero Profesional, Dinero Inteligente y el rebaño

Este post del blog se trata de tener claro y entender los tres tipos de inversores que existen en los mercados financieros. Muchos habréis escuchado sobre ellos, pero intentaremos aportar un punto de vista diferente, que os haga pensar sobre ello, ya seáis traders, potenciales traders, o simplemente, para abrir la mente en cuanto a la manera de operar de cada uno de ellos, poniendo un ejemplo muy claro, donde se entenderá a la perfección lo comentado durante el post.

Comenzando con una breve descripción de cada grupo, tenemos:

Dinero profesional: mueven un enorme capital, capaz de manipular los mercados (siempre que las condiciones sean favorables). Tienen acceso directo a las órdenes de compra/venta existentes en los mercados, y por tanto, conocen el estado de la oferta y la demanda a la perfección, para poder actuar cuando la oportunidad se dé. Aprovechan noticias económicas, o generales del mundo, para mover el mercado a su antojo. Emplean, constantemente, las emociones para engañar al resto de participantes del mercado (siendo el miedo y la euforia, las más destacadas). Son fondos de inversiones y bancos grandes, grupos de traders sindicados, así como los creadores de mercado (market makers). En caso de interés, buscad en internet más a fondo estos grupos, ya que este post es únicamente para ver cómo manipulan los mercados.

Rebaño: grupo de inversores, inexpertos, fondos de pensiones, y en general, la mayoría de los inversores que existen en los mercados. La característica que tienen todos en común, es que, además de no tener experiencia una base técnica sólida, operan en base a las emociones, con mucho miedo a perder, y muchos de ellos, pensando que este juego es sencillo, y que ganarán mucho dinero en poco tiempo. Un gran número opera con un capital pequeño, por lo que, cuando tienen una pérdida significativa, intentarán “recuperar” de inmediato, con mayor cantidad de órdenes, sin entender que así, lo único que harán es acelerar la pérdida de su cuenta.

Dinero inteligente: grupo de inversores, normalmente con años de experiencia en los mercados, y muchos de ellos con varias cuentas quemadas, que han entendido la psicología del mercado, que entienden y gestionan sus emociones, con una base técnica sólida, con intención de copiar al dinero profesional con el “rastro” que van dejando, sabiendo que habrá pérdidas en el camino, pero que tienen claro que lo que deben conseguir, es estar en positivo al final del mes.

Una vez definidos los tres grupos, sabemos en cuál queremos estar, ¿cierto? Bien, pues os adelanto, que por mucho que lo sepáis (y esto que habéis leído muchos lo podías saber), es será inevitable caer en el grupo del rebaño, hasta que se entienda que, para ser trader, se debe trabajar en uno mismo, y que por mucho que sea bonito y apasionante estudiar los gráficos, de nada te servirá si no conoces las emociones que tienes en tu interior.

Con esto dicho, procederemos a ejemplificar, mediante el gráfico de futuros del mini Nasdaq, cómo opera el dinero profesional, el rebaño, y el dinero inteligente en un mismo gráfico. Como tip, añadimos que esto sucede en todas las temporalidades y constantemente, por lo que, la mentalidad que debemos adoptar, seamos del tipo de trader o inversor que seamos, deberá ser exactamente el mismo.

Muchos estaréis familiarizados con los gráficos y las herramientas que empleéis para operar, otros podréis no estarlo y estar interesado en formaros, pero independientemente del grupo en el que estéis, este ejemplo os valdrá para entender cómo operan las instituciones o el dinero profesional.

Ejemplo: Mini NQ 18-19 de Octubre del 2022

La temporalidad seleccionada es de 5 minutos, y veremos punto por punto, claramente, cómo funciona el dinero profesional.

Vemos una tendencia alcista, donde el precio, va realizando máximos y mínimos ascendentes.

Este análisis, podría ser perfectamente válido, indicado a continuación:

¿Qué pasa después de esta vela?

Bien, la hipótesis es la siguiente, y también lo dibujaremos en el gráfico: las instituciones, han denotado debilidad en el mercado, que el mercado no “tenía fuerza” suficiente para romper esa zona. Crean intencionadamente esa vela alcista con volumen, para incitar la entrada en compra a todos el rebaño. El precio, al darse la vuelta al instante, deja “colgados” a todos estos inversores que entran en compra, obteniendo liquidez en esta operación. Pero esto solamente es una hipótesis: ¿cuándo se confirma, que esta vela es creada por las instituciones o profesionales? Cuando el precio rompa el mínimo previo. A partir de aquí, el dinero inteligente deberá buscar VENTAS.

Haremos un inciso en este punto: ¿cómo crean esta vela? Las instituciones ponen una grandísima cantidad de órdenes de compra, la vela es verde y con volumen, para obtener liquidez del mercado, por encima de la zona de máximos previa. Es la última vela antes del movimiento a la baja. Por tanto, cuando el movimiento bajista comienza, y rompen el mínimo previo, se confirma que el movimiento bajista ha comenzado. Pero…las instituciones que han puesto estas órdenes de compra, están en pérdidas desde esta vela creada… ¿qué es lo que hacen? Una vez roto el mínimo previo, necesitan mover el precio hasta esta vela alcista previa, donde ya sí, tienen puestas todas las órdenes de venta en este punto: a partir de aquí, el precio tiene una única dirección: una caída repentina y brusca.

Tal y como se ha marcado en el gráfico, el precio, una vez roto el mínimo previo, crea una zona de oferta, donde se crea esta vela alcista de engaño. Por tanto, el dinero inteligente siempre se incorporará en esta zona en venta, ya que sabe, que los profesionales buscan ventas a partir de este punto.

El rebaño, en cambio, estará constantemente entrando en los puntos donde el profesional gira el precio. Por ejemplo, el rebaño verá una W, entrará en algún punto buscando el “ancho desde la clavicular hasta el mínimo de la W”, le dará unos puntos de beneficio, pero el precio se gira exactamente en la zona de oferta.

Conclusión: el dinero profesional juega constantemente con las emociones del trader, y siempre lo hace de igual manera. Nuestro cerebro no está preparado para esta lógica, por lo que, para ser un inversor o trader con éxito, debemos empezar a pensar que la parte psicológica, es la que más importancia tiene, y deberá ser complementado con experiencia y una base técnica sólida.